Cepillo de dientes
Consejos, Estética Dental, Higiene Dental, Salud Dental

Higiene Dental. Cómo lavarte los dientes en 13 respuestas

La higiene dental sigue siendo la clave de la salud bucodental. No sólo previene patologías orales, sino que además ayuda a mantener a raya graves enfermedades sistémicas, que pueden tener origen en la boca. Pero, ¿cuál es la forma correcta de lavarnos los dientes? En esta entrevista, la odontóloga Teresa Casas, de la Clínica Rehberger López-Fanjul en Oviedo nos da una respuesta definitiva a esa pregunta.

El pasado 20 de marzo se celebró el Día Mundial de la Salud Oral (DMSO), con el motivo de fomentar los hábitos bucodentales saludables. Las conclusiones que pudimos extraer de esa jornada no dejan de ser algo preocupantes. Se calcula que el 90% de la población sufrirá alguna patología oral en algún momento de su vida. Y muchas de ellas podrían prevenirse.

Una de las claves fundamentales de la prevención es la higiene oral. Los patógenos que prosperan en nuestra boca pueden ser controlados mediante el cepillado y los productos de higiene. Pero, ojo, cualquier cepillado no tiene por qué ser un cepillado correcto.

Para eliminar la mayor cantidad posible de placa dental hay que cepillarse correctamente, en el momento correcto y utilizando las herramientas correctas. La mala noticia es que no todo el mundo sabe cómo hacerlo. La buena es que en esta entrevista la odontóloga Teresa Casas nos da las respuestas definitivas a cómo debe ser una higiene oral adecuada.

1. ¿Cuándo hay que cepillar los dientes y con qué frecuencia?

Debemos cepillarnos los dientes después de cada comida, unas tres veces al día. Esto es importante porque los restos de alimentos refuerzan los patógenos que residen en nuestra boca y aumentan la placa bacteriana. El cepillado elimina tanto esos restos como la placa. Pero cuanto más tiempo pasemos sin cepillarnos los dientes después de comer, más opciones les damos a los patógenos de multiplicarse. Por eso es necesario cepillarse correctamente los dientes tras cada comida.

2. Antes de comenzar a cepillar, hay que poner dentífrico en el cepillo. ¿Cuánto se debe utilizar?

Pasta de dientesMucha gente utiliza un exceso de pasta de dientes. No es necesario hacer que el dentífrico cubra la totalidad de la cabeza del cepillo, ni todas las cerdas. Basta con poner una cantidad entre uno y dos centímetros. Y, para niños pequeños, menos aún: con una cantidad de dentífrico del tamaño de un guisante, será más que suficiente.

3. ¿Hay alguna zona de los dientes en las que deba ponerse especial cuidado al cepillarla?  

Todas son importantes. La gente suele concentrarse en la cara externa, que es la que muestra al sonreír. Pero la placa y los residuos se depositan en toda la superficie del diente, especialmente en la parte en la que el diente y la encía se unen. Por tanto, debe limpiarse tanto las caras externas como las caras internas, las laterales, así como las propias caras con las que masticamos.

Reloj4. ¿Cuánto dura un correcto cepillado de dientes?

Nunca menos de 2 minutos. A los niños pequeños se les pude decir que tienen que cantar mentalmente Cumpleaños Feliz tres veces mientras se cepillan.

5. ¿Es conveniente seguir siempre un mismo orden de cepillado?

Sí, porque así nunca nos olvidaremos de cepillar ninguna zona. Yo recomiendo que siempre utilicemos el mismo método.

6. ¿Cuál sería el mejor método?

Primero, colocamos la cabeza del cepillo paralelo a la encía, con una inclinación de 45º sobre el plano de los dientes. Se inicia el cepillado de dientes con movimientos horizontales y, después, de barrido vertical. Es importante cubrir totalmente la encía, el diente y la unión de ambos.

Esto debe repetirse, tal cual, con la cara interna de los dientes.

En la zona de masticación (la parte superior de los dientes) el cepillado de dientes se debe realizar en sentido horizontal y con movimientos cortos desde atrás hasta delante.

7. ¿Cuánta fuerza debemos aplicar a la hora de cepillarnos?  

No demasiada. Excesiva fuerza podría dañar las encías. Es preferible realizar más repeticiones.

8. ¿Es importante limpiar también la lengua?

Mal alientoSí, mucho, porque la lengua tiene una anatomía irregular, llena de surcos. En estos surcos se acumulan restos de alimentos que provocan el desarrollo de bacterias y halitosis. Así que, una vez cepillados los dientes, y antes del enjuague, es conveniente limpiar la lengua. Puedes hacerlo con un raspador específico para la lengua o con tu cepillo, pero debes saber que las cerdas de un cepillo tradicional no son tan efectivas a la hora de limpiar la lengua como un raspador.

9. Además de la lengua, también son importantes los espacios interdentales.

Esto es fundamental para prevenir enfermedades periodontales. Ten en cuenta que, si no practicamos la higiene interdental, un 40% de la superficie de los dientes se nos puede quedar sin limpiar. Hay dos formas de hacerlo: con seda dental o con cepillos interdentales en función del espacio entre los dientes que exista. Debe hacerse al menos una vez al día.

10. Y llega el momento del enjuague. ¿También hay una forma correcta de hacerlo?

Pues sí, porque un enjuague demasiado abundante puede hacer que eliminemos parte de los beneficios del dentífrico, como  el flúor. Debe ser suave. Que consiga aclarar la pasta de dientes, pero no haga desaparecer el flúor en su totalidad.

11. ¿Cada cuánto debo cambiar mi cepillo de dientes?

Cepillo de dientesEn función del tipo de cerdas del cepillo y de la fuerza que apliquemos, los cepillos deben cambiarse. Normalmente cada dos o tres meses. Actualmente muchos cepillos tienen unos testigos que nos indican el momento óptimo para cambiarlo.

12. Por último, ¿los bebés necesitan las mismas rutinas de higiene que los adultos?

Los bebés, así como los adultos deben lavarse la boca. En función de su edad, se realizará de una u otra manera. Si aún no tienen, dientes, se realiza una limpieza de encías mediante una gasa o un dedo de silicona expresamente diseñado para ello.

Hasta los 3 años y una vez sale su primer diente, se cepillarán con una pasta sin flúor.

A partir de entonces, se comienza la utilización de pastas fluoradas en función de la edad del niño.

13. ¿Alguna consejo más que añadir?

Sólo que, si pese a una correcta higiene oral, una persona siente o ve sangrado, dolor o irritación de encías, es importante consultar con un odontólogo ante la posible existencia de una enfermedad periodontal, como gingivitis o periodontitis.

    ¿Tienes alguna pregunta?

    Rellena este formulario y te contestaremos a la mayor brevedad posible

    En Rehberger López-Fanjul cumplimos con la RGPD por lo que tus datos están seguros. Además, al enviar un formulario debes aceptar nuestra política de privacidad: Responsable: Clínica Rehberger López-Fanjul C.B. Finalidad: poder gestionar tu petición. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatario: tus datos se guardarán en nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en protecciondatos@clinicarlf.es