persona atareada
Bruxismo, Consejos, Higiene Dental, Nutrición, Salud Dental

¿Puede la vuelta al trabajo condicionar nuestra salud bucal?

En septiembre se incrementan los casos de estrés, relacionados con la vuelta al trabajo y las rutinas. El síndrome postvacacional se puede manifestar de muchas maneras. Algunas de ellas son perjudiciales para tu salud bucodental.

Todo llega a su fin, también las cosas buenas. Esta es una verdad con la que nos topamos inexorablemente cada fin de verano, cuando nos reincorporamos a nuestros trabajos, cursos escolares y rutinas laborales. Si en período vacacional ya te explicamos qué precauciones debías tomar para garantizar tu salud bucodental, cabe preguntarse: ¿la época postvacacional supone algún riesgo para nuestra boca?

La respuesta es que en cada momento del año hay que mantener la guardia alta. Por unas razones u otras, los problemas bucodentales pueden complicarse si se descuidan, por motivos relacionados con la estacionalidad. Y, como habitualmente insistimos, una mala salud oral derivará en patologías muy serias, no sólo localizadas en la boca.

Gracias a nuestra experiencia de más de cien años ejerciendo la medicina oral en Asturias, la clínica de los doctores Rehberger puede darte algunos consejos sobre qué tienes que vigilar especialmente este septiembre.

El estrés postvacacional puede afectar a tu boca. 

hombre estresadoCasi todos los riesgos para la salud bucodental relacionados con la vuelta al trabajo tienen que ver con un viejo conocido: el estrés. El estrés postvacacional es un síndrome descrito por los psicólogos como el estado de un trabajador que fracasa al adaptarse a la vida activa, tras un período de ocio.  Afecta principalmente a los menores de 45 años, pero los mayores también lo pueden sufrir.

Los síntomas del síndrome postvacacional son muy variados. Desde físicos, como falta de apetito, cansancio generalizado, falta de sueño, dolor muscular… hasta psíquicos, como dificultad para concentrarse, irascibilidad, melancolía, nerviosismo.

¿Qué consecuencias tienen estos síntomas para tu salud oral?

1. El estrés provoca sequedad bucal.

La boca seca es uno de los síntomas del estrés más comunes. Como hemos explicado en otras ocasiones, la saliva cumple una función vital para mantener el buen estado de nuestros dientes.

Gracias a la saliva, la acidez que generan los microorganismos de la placa bacteriana se equilibra, reduciendo el riesgo de caries. Por eso los dentistas recomiendan masticar chicle sin azúcar cuando no es posible lavarse los dientes: contienen flúor y estimulan la eliminación de placa.

La saliva, además, es antiséptica, ayuda a la eliminación de azúcares de los que se alimentan las bacterias patógenas, remineraliza los dientes, cicatriza y lubrica las piezas dentales.

Así que, si notas que sufres síntomas de síndrome postvacacional, o ansiedad por la vuelta al trabajo, lo primero que debes hacer para cuidar tu salud bucodental es cuidar la hidratación: este septiembre, refuerza la ingesta de agua.

2. El estrés provoca bruxismo.

Bruxismo rechinar dientes clinica rehbergerOtro efecto clásico causado por el estrés es el bruxismo. En otras ocasiones te hemos descrito esta afección como el hábito involuntario de rechinar los dientes, sobre todo durante el sueño. El bruxismo somete a nuestras piezas dentales y nuestras bocas a una tremenda presión.

Un bruxismo avanzando provoca el desgaste del esmalte de los dientes. Y, en el peor de los casos, puede desencadenar migrañas, dolores musculares en la cara, dolores en mandíbula, oídos y cuello, hipersensibilidad dental, dificultad para masticar…

Si, al despertar cada mañana, notas los dientes resentidos o dolor en las mandíbulas, es posible que padezcas bruxismo. En esta época del año, podría incrementarse por el estrés postvacacional. La única manera de evaluar la importancia del bruxismo que padeces es visitar a tu dentista para un examen. Él determinará si necesitas tomar alguna medida, como colocarte una férula de descarga.

3. El estrés provoca reflujo, causa de mal aliento.

La ansiedad es una fuente de problemas gástricos. Uno de esos problemas es el reflujo ácido. Cuando el pH ácido sube desde el estómago hasta la cavidad oral, el esmalte de los dientes se desmineraliza, y cambia su coloración, amarilleándose. A la larga, si el ácido penetra hasta la dentina, favorecerá la aparición de erosiones e hipersensibilidad.

Otros efectos típicos del reflujo es la aparición de úlceras en la mucosa oral y la disminución de la producción de saliva que, como hemos dicho, genera más problemas aún. Por si esto fuera poco, gran parte de los casos de halitosis, o mal aliento, están causados por el reflujo gástrico.

Para controlar el reflujo es fundamental seguir las recomendaciones nutricionales que te dé el especialista. Una dieta equilibrada, sin picante ni comidas fuertes, puede ser el comienzo de una solución. No fumar y no tumbarse inmediatamente después de las comidas son otros buenos consejos.

Por nuestra parte, como dentistas, también podemos pedirte que, en cuanto notes reflujo en tu cavidad oral, te enjuagues con abundante agua para eliminar el exceso de ácido. A continuación, cepíllate los dientes.

4. El estrés desordena tus hábitos nutricionales e higiénicos.

Cepillo de dientesComo hemos explicado muchas veces, la clave de la prevención en salud bucodental pasa por asumir una serie de rutinas saludables: las de la higiene y las de la alimentación.

Una persona estresada, sin embargo, suele descuidar esas rutinas. Normalmente, quien sufre ansiedad incremente el consumo de alimentos azucarados, donde encuentra un alivio transitorio, que le provoca más daño que solución.

Por otra parte, la apatía y la fatiga relacionadas con el síndrome postvacacional pueden hacer que abandonemos las rutinas de higiene, como lavarse los dientes correctamente tras cada comida.

La única forma de enfrentarse a esto es no perder de vista los buenos hábitos y tratar de sobreponerse al desánimo causado por la vuelta al trabajo. Porque las consecuencias pueden ser aún peores para nuestra salud.

¿Has pedido ya cita con tu dentista para este trimestre?

Sin embargo, la vuelta a la rutina no solo trae consigo riesgos. Es el momento en el que mucha gente aprovecha para retomar asuntos pendientes. Y las visitas al dentista suelen encontrarse en esta categoría de “cosas por hacer”.

Tras los meses de relajación en verano, los doctores Rehberger estamos preparados para brindarte toda nuestra experiencia y ponerla al servicio de tu salud bucodental. Y esto no nos provoca ningún estrés.

    ¿Tienes alguna pregunta?

    Rellena este formulario y te contestaremos a la mayor brevedad posible

    En Rehberger López-Fanjul cumplimos con la RGPD por lo que tus datos están seguros. Además, al enviar un formulario debes aceptar nuestra política de privacidad: Responsable: Clínica Rehberger López-Fanjul C.B. Finalidad: poder gestionar tu petición. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatario: tus datos se guardarán en nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en protecciondatos@clinicarlf.es

    Artículos Relacionados