Especialistas en Cirugía de Párpados en Oviedo

Rejuvenecimiento de la Mirada mediante Blefaroplastia

 

Cirugía de Párpados

  • Blefaroplastia con Laser CO2
  • Blefaroplastia bajo Sedación Consciente
  • Excesos de Piel en el Párpado Superior
  • Bolsas Grasas en el Párpado Inferior

Beneficios

  • Elimina excesos de piel y bolsas de grasa en los párpados
  • Consigue un aspecto más joven y enérgico
  • Recupera el campo visual perdido
Federico Rehberger
Dr. Federico Rehberger

Solicita tu estudio de Estética Facial

1. Introducción

En la mirada se concentra una gran parte de la expresividad de nuestro rostro. La edad puede desdibujarla, al perder su firmeza el tejido que rodea los párpados, concentrar un exceso de piel o acumular bolsas de grasa.

Sin embargo, estos efectos son fácilmente reversibles gracias  a un sencillo tratamiento: la blefaroplastia. Cada vez más personas se someten a esta intervención, que tan buenos resultados da a la hora de devolver todo su brillo a una mirada triste, cansada, propia de un rostro envejecido. Además, al retirar los excesos de piel que pueden invadir nuestro campo visual, la blefaroplastia mejora la funcionalidad de los ojos.

    ¿Tienes alguna pregunta?

    Rellena este formulario y te contestaremos a la mayor brevedad posible

    En Rehberger López-Fanjul cumplimos con la RGPD por lo que tus datos están seguros. Además, al enviar un formulario debes aceptar nuestra política de privacidad: Responsable: Clínica Rehberger López-Fanjul C.B. Finalidad: poder gestionar tu petición. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatario: tus datos se guardarán en nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en protecciondatos@clinicarlf.es

    Solicita una revisión de párpados

    2. Nuestra filosofía a la hora de practicar blefaroplastias.

    A pesar de que la blefaroplastia es un tratamiento poco invasivo, siempre hay que confiar en los mejores profesionales para tener las máximas garantías.

    Nuestra filosofía a la hora de practicar blefaroplastias se sustenta en cuatro puntos:

    2.1 Blefaroplastia con láser de CO2

    El láser de CO2 es una innovación tecnológica que ha ayudado a mejorar los resultados y la experiencia de un paciente que se somete a una blefaroplastia. La piel de los párpados es muy fina y se encuentra muy bien vascularizada (numerosos vasos sanguíneos diminutos la recorren). Esto provoca que cualquier mínimo sangrado puede provocar hematomas muy llamativos. Esto no es en absoluto peligroso, los hematomas acaban por absorberse, pero sí puede resultar incómodo para el paciente. Lo que logramos con el láser de CO2 es que, a medida que practicamos las incisiones, la sangre se vaya coagulando, reduciendo así la posibilidad y la gravedad del hematoma. Además, una terminal láser es un instrumento de enorme precisión que facilita la intervención.

    2.2 Blefaroplastia con sedación consciente.

    La sedación consciente se ha revelado como un gran recurso para evitar dolor y la ansiedad al paciente. Simplifica las intervenciones y permite una recuperación más rápida.

    2.3 Blefaroplastia transconjuntival, cuando es inferior.

    Cuando la blefaroplastia se aplica en el párpado inferior, existen dos posibles técnicas, la subciliar y la transconjuntival. El doctor Federico Rehberger es partidario de utilizar la segunda, en la mayoría de los casos. Este abordaje no implica riesgo de malposición del párpado inferior, como si ocurre con el subciliar.

    2.4 Comunicación entre el cirujano y el paciente.

    Antes de cualquier tratamiento, el diálogo sincero entre el cirujano y el paciente es crucial. El cirujano debe conseguir que el paciente entienda cuáles serán las fases que atravesará durante el tratamiento, y qué resultados puede esperar, con total realismo.

    3. Así practicamos la blefaroplastia.

    Una blefaroplastia practicada con la ayuda de las mejores innovaciones biosanitarias no requiere ingreso hospitalario ni anestesia general. No suele extenderse más de una hora.

    3.1 Diagnóstico y planificación.

    El cirujano está en la obligación de conocer a la perfección la estructura anatómica de los ojos y los párpados. Examinar al paciente para planificar la blefaroplastia es el primer requisito para obtener buenos resultados.

    Además, aunque la blefaroplastia sea una intervención sencilla, una mala planificación, o una mala praxis por parte del cirujano, puede provocar resultados indeseados, como la incompetencia palpebral o el  lagoftalmos (imposibilidad de cerrar totalmente el ojo). Es necesario que el cirujano haga todas las pruebas previas que considere necesarias. Con ello se garantiza un buen resultado. Por eso es importante confiar en profesionales de reputación probada.

    3.2 Sedación consciente.

    En la clínica del doctor Federico Rehberger, la doctora anestesista Itziar Tranche es experta en técnicas de sedación consciente que, en relación a otro tipo de anestesias, reducen el dolor, la ansiedad y aceleran la recuperación.

    La única preparación necesaria en una intervención con sedación consciente es que el paciente se mantenga en ayunas desde 8 horas antes de la intervención.  Además, la presencia del anestesista en quirófano aporta todas las garantías de seguridad.

    3.3 Aplicación del láser de CO2.

    Cierto tipo de blefaroplastias no quirúrgicas no requieren ni siquiera de practicar incisiones. Basta con utilizar el láser de CO2 sobre determinados puntos, para lograr que la piel se retraiga.

    Estas intervenciones, sin embargo, son menos frecuentes. Las blefaroplastias que mejores resultados ofrecen en miradas envejecidas son las quirúrgicas. En ellas se necesita practicar incisiones para retirar la piel sobrante, modelar la grasa y tensar el músculo.

    Para ello, el cirujano también se apoya en el láser de CO2 que, como hemos explicado, además de constituir una herramienta de gran precisión, reduce la posibilidad de provocar hematomas.

    Cirugía Estética Facial Blefaroplastia Cirugía Párpados Clínica Rehberger López-Fanjul Oviedo3.4 Blefaroplastia superior y blefaroplastia inferior.

    Si la blefaroplastia se realiza en el párpado superior, el proceso es el siguiente: en primer lugar, se realizan las incisiones sobre la piel; a continuación, y en menor medida, sobre el músculo, para tensarlo; y por último se incide sobre la grasa, para eliminar su exceso en la parte medial y modelarla. Hay que añadir que no en todos los casos se hace necesario pasar por estas tres fases. A algunos pacientes les basta con trabajar las incisiones en la piel.

    La blefaroplastia inferior, como hemos dicho, se ejecuta por medio de la técnica transconjuntival. El cirujano accede a las bolsas de grasa y a través de la conjuntiva palpebral: el espacio que queda a la vista cuando desplazamos el párpado inferior al aplicarnos un colirio, por ejemplo. Desde este punto, el cirujano tiene acceso a las bolsas de grasa y disfruta de la ventaja de que la cicatriz quedará oculta.

    4. ¿Cómo es la recuperación y el cuidado postoperatorio en blefaroplastia asistida con láser CO2?

    4.1 Recuperación

    • La blefaroplastia es un tratamiento muy poco invasivo que permite al paciente incorporarse a su vida rutinaria casi de inmediato.
    • Eso sí, es normal que durante el postoperatorio inmediato aún exista hematoma, pero éste se irá absorbiendo progresivamente, habitualmente en una semana. Con el uso del láser de CO2 hay menos posibilidades de que el hematoma sea muy llamativo.

    4.2 Cuidados postoperatorios y citas.

    • Un reposo de 48 horas ayuda a prevenir hematomas.
    • Es recomendable la aplicación de frío y, en ocasiones, de colirio antiinflamatorio durante esas primeras 48 horas.
    • El paciente puede hacer vida normal, pero debe evitar levantar pesos o maquillarse la zona.
    • También debe evitar ponerse lentillas durante una semana.
    • Citaremos al paciente para una primera revisión una semana después; una vez transcurrido un mes, citaremos para la segunda revisión.
    • A los tres meses, fijamos una tercera cita muy importante para afianzar la buena percepción del paciente. En ella se le muestra una secuencia de fotografías. En la primera les mostramos su estado antes de la operación. En la segunda, el resultado tras la operación. Así, el paciente puede hacerse una idea precisa y evaluar el éxito del tratamiento.

    Solicita tu Visita Gratuita

    Noticias relacionadas