ortopantomografía
Consejos, Estética Dental, Odontopediatría, Salud Dental

La anquilosis dental: otro motivo para llevar a tus hijos a revisión al dentista

La anquilosis dental es una patología infrecuente, pero muy problemática, que afecta a los menores, tanto en la dentición temporal como en la permanente. La detección prematura de la anquilosis es muy importante para prescribir un tratamiento antes de que provoque daños peores. Nuestra odontóloga, Marta Fernández Lucas, especializada en odontopediatría, nos responde a las preguntas clave sobre este problema.

Hay un sinfín de razones para concertar revisiones periódicas con tu dentista. Y esto no vale solo para ti, también para tus hijos. La etapa de crecimiento, en la que se forma la dentición temporal, primero, y la permanente después, es un momento en que hay que prestar especial atención.

No sólo porque las caries no respetan el esmalte de los más pequeños, sino también porque pueden detectarse defectos en la estructura de los dientes que adelanten maloclusiones y otros problemas que comprometerían la salud bucodental de los niños en el futuro.

Uno de estos problemas es la anquilosis. Una patología infrecuente, pero severa, que hay que tener muy cuenta para garantizar el bienestar de nuestros hijos. Hablamos de ello con la odontopediatra de la clínica Rehberger López-Fanjul, Marta Fernández Lucas.

¿Qué es la anquilosis dental?

Técnicamente se denomina anquilosis dentoalveolar, por el siguiente motivo. Los huesos a los que se sujetan los dientes se llaman huesos alveolares, porque tienen alveolos. Esos alveolos son los huecos donde busca sustento la raíz de cada pieza dental. Pero en realidad los dientes no están directamente sujetos o soldados al hueso alveolar. Entre la raíz del diente y el hueso hay un ligamento, como el que tenemos en las articulaciones del resto del cuerpo. Se llama ligamento periodontal. Lo que sucede cuando alguien padece anquilosis dental es que el ligamento periodontal desaparece, por razones que desconocemos. Cuando el ligamento falta, la raíz acaba soldándose al hueso alveolar. Y eso genera muchos problemas.

¿Por qué genera problemas?

Dibujo del crecimiento humanoPorque los dientes, de manera natural, aunque imperceptible, se mueven a lo largo de la vida, a medida que el paciente crece y sus huesos cambian. Cada diente busca su lugar dentro de la estructura dentaria, cosa que consigue gracias a la flexibilidad de los ligamentos periodontales. Pero si un solo diente queda soldado al hueso, pierde la posibilidad de moverse, lo que bloquea el paso a todos los demás.

¿Y dices que no se sabe bien por qué se produce esta desaparición del ligamento periodontal?

La etiología, es decir, la causa exacta de este problema se desconoce, pero hay varias teorías que hablan de un factor genético.

¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene algún diente anquilosado?

Lo más importante es concertar revisiones periódicas con el dentista, porque la anquilosis es una anomalía que nunca se nos va a pasar por alto. En cualquier caso, si eres padre de un posible paciente, hay algunos indicios que te pueden llevar a sospechar. Estos dientes se caracterizan por estar en infraoclusión respecto al resto de los dientes. Es decir, se encuentran a un nivel más bajo.  Otro indicio, si estamos hablando de anquilosis en la dentición de leche, es que el diente tarde demasiado tiempo en caerse con respecto a los otros dientes.

¿Esto quiere decir que el diente de leche anquilosado dará problemas a la hora de que salga el definitivo?

Exacto. Al estar el diente soldado al hueso, impide el proceso eruptivo normal. Afecta tanto a la exfoliación, es decir, a la caída, como a la erupción del diente permanente e incluso al crecimiento del hueso alveolar. Esto produce todo un abanico de problemas: pérdida del perímetro del arco dentario, inclinación de los dientes adyacentes, alteración de la oclusión, extrusión del diente antagonista…

Por tanto, ¿es necesario un tratamiento?

Sí, porque esta anomalía dental provoca unas alteraciones que repercuten a otras estructuras orales, como son los dientes adyacentes, es decir, los que están a izquierda o derecha, a los dientes antagonistas, es decir, los que están encima o debajo, y el hueso alveolar.

¿Puedes describirnos qué opciones existen para tratar la anquilosis dental?

Dibujo de mordidaAfortunadamente, hay muchas opciones, y escogeremos siempre la más adecuada a cada caso y paciente. En primer lugar, en los casos más leves, se puede realizar una reconstrucción con composite. Es decir, añadimos composite hasta conseguir la misma altura del resto de dientes. Evitamos así que se extruya el diente antagonista (que se salga de su lugar el diente que tiene encima o debajo) o que se inclinen los adyacentes. Esto concluye en una mejoría de la oclusión, es decir, de la mordida.

¿Y cuando el caso es más complejo?

Podemos colocar una coronas preformadas o de porcelana. El objetivo es el mismo que con el composite, pero el resultado es más resistente. Por último, en los casos más problemáticos será necesario extraer el diente anquilosado. Esto ocurre cuando impide el desarrollo correcto del diente definitivo, o provoque una erupción ectópica, es decir, que el diente definitivo brote en un lugar erróneo.

En cualquier caso, lo más importante es detectar el problema a tiempo, pues cuanto antes pongamos solución, menos daños se provocarán en la estructura dentaria. De no ser así, los tratamientos que se requerirán después para restaurar la forma y la funcionalidad de los dientes serán mucho más molestos para el paciente.

¿Tienes alguna pregunta?

Rellena este formulario y te contestaremos a la mayor brevedad posible


En Rehberger López-Fanjul cumplimos con la RGPD por lo que tus datos están seguros. Además, al enviar un formulario debes aceptar nuestra política de privacidad: Responsable: Clínica Rehberger López-Fanjul C.B. Finalidad: poder gestionar tu petición. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatario: tus datos se guardarán en nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en protecciondatos@clinicarlf.es

Artículos Relacionados