Foto ancestros médicos
Cirugía Estética Facial, Cirugía Maxilofacial, Implantología, Ortodoncia, Sedación Consciente

Dentistas con una trayectoria ligada a la innovación en Oviedo

Los doctores Rehberger llevan ejerciendo en la ciudad de Oviedo desde 1920, cuando un dentista procedente de Alemania abrió un pequeño gabinete en la calle Altamirano. Lo mismo puede decirse de los doctores López-Fanjul, ligados al ejercicio de la medicina en Asturias desde principios del siglo XX. El peso de este legado asegura un futuro igual de largo. La apuesta por el conocimiento y la innovación ayudará a perpetuarlo, al mismo tiempo que deja un beneficio a la sociedad asturiana, tan distinta a la que encontró Frederik Rehberger cuando nos visitó por vez primera.

Un dentista llega a Oviedo desde tierras lejanas.

No vamos a comenzar este post hablando de dentistas, sino de literatura. En 1913, el escritor y marino Joseph Conrad atracó en costas asturianas para practicar contrabando de armas. Quedó tan fascinado (o aterrado) por esos remotos parajes que esa visita le inspiró un relato de terror: “La posada de las dos brujas”.

En ella describía la entrada al pueblo de un inglés recién desembarcado de esta forma:

“El oficial y el marinero caminaban ahora sobre un húmedo lecho de hojas muertas, que los campesinos amontonaban en las calles de su aldea para que se pudrieran durante el invierno y utilizarlas como abono en el campo. Al volver la cabeza el señor Byrne se dio cuenta de que toda la población masculina de la aldea les seguía sin ruido sobre la esponjosa alfombra. Las mujeres miraban desde las puertas de las casas y los niños parecían haberse escondido todos.”

Foto de Federico Rehberger Kreigs

Frederik Rehberger Kreigs

Tan sólo siete años después, en 1920, al igual que Conrad, un odontólogo alemán llegaba a la estación de  ferrocarril de Oviedo procedente de Weinheim. Se trataba del doctor Frederik Rehberger Kreigs, que en esos momentos no sospechaba hasta qué punto acababa de vincular su apellido con la ciudad de Oviedo y el Principado de Asturias.

Uno se lo puede imaginar, por aquel entonces, observado por los ovetenses, como en el relato de Conrad, acarreando su instrumental médico por la calle Uría, camino de su nuevo gabinete en Altamirano. Allí empezaría a aplicar innovaciones médicas a la odontología, como el uso de penicilina, por ejemplo, que no llegaría hasta 1928. O la aplicación de lidocaína como anestesia. Con estos avances, la región descrita en La posada de las dos brujas como huraña, cerrada y misteriosa empezaba a salir de la prehistoria odontológica.

Qué trajo a este cirujano procedente de las ricas tierras de Baden-Wuttenberg a esta esquina del Cantábrico es un misterio. Puede tener relación con los resultados de la Primera Guerra Mundial y la inestabilidad en que quedó sumida la nación Alemana tras el Tratado de Versalles. Sea como fuere, una vez aquí, el doctor Rehberger echó raíces, dando lugar a una saga de médicos estomatólogos, odontólogos y maxilofaciales  que aún continúa elevando el valor de su legado.

De dentistas a estomatólogos. El crecimiento de una profesión, también en Asturias.

Guillermo Rehberger Menéndez, hijo del doctor Frederik Rehberger, no dudó en seguir los pasos de su padre como dentista, a partir del año 53. Estudió medicina y estomatología y cursó un sinfín de subespecialidades (másteres de hoy) a las que ayudó a crecer.

El gabinete de la calle Altamirano se había quedado pequeño años atrás, así que abrió consulta en la calle Cabo Noval. Con él, el apellido germano adquirió su pronunciación españolizada, es decir, paso de reibérgar al actual reberjer. Podemos tomar este hecho como símbolo del anclaje definitivo en la sociedad asturiana.

La época del doctor Rehberger Menéndez es la del crecimiento, profesionalización y colegiación de la odontología y la estomatología. Don Guillermo fue uno de los precursores de esta tendencia a asociarse, pues creía en el intercambio de ideas y conocimientos para mejorar la calidad de vida de los pacientes. Por eso fue miembro fundador de las Sociedades Españolas de Periodoncia, Implantología, Ortodoncia y Prótesis Estomatológica,  precursor de la Escuela Estomatológica de Oviedo y uno de los presidentes del Ilustre Colegio de Estomatólogos de la Decimosegunda Región.

Su figura fue garantía de que la salud bucodental de los habitantes de estas remotas tierras, que no hace tanto inspiraban cuentos de terror, no iba a quedar abandonada.

La asociación con López-Fanjul para crear la clínica más innovadora de Asturias.

Foto de dos dentistas

Guillermo Rehberger y Fernando López-Fanjul

Guillermo Rehberger Olivera, medico estomatólogo desde 1982, hereda la buena costumbre de su padre de frecuentar toda asociación y colegio donde se intercambien conocimientos para mejorar la práctica de la odontología. Ha sido asociado de la Cátedra de Prótesis Estomatológica en la Escuela de la Facultad de Medicina de la Universidad de Oviedo durante los años 1983 a 1988 y cofundador de la Sociedad de Implantología.

De ahí surge también una visión: la apuesta por innovar en todas las ramas relacionadas con salud bucodental para crear una clínica que fuera sinónimo de reputación, no ya solo en Oviedo, sino en toda Asturias.

Esta visión es compartida por Fernando López-Fanjul, también heredero de una implantada saga de profesionales de la medicina. Tanto es así, que a principios del siglo XX el Dr. Carlos López-Fanjul ya practicaba la cirugía general en Asturias.

En un mundo como el que nos describía Conrad en La posada de las dos brujas, médicos abnegados como los López-Fanjul eran pioneros en introducir las luces de la ciencia en nuestra región. Don Carlos fue cofundador del legendario Sanatorio Miñor  y su hijo, el doctor en Traumatología Manuel López-Fanjul, del Sanatorio Asturias.

El Dr. Fernando López-Fanjul ha continuado con la tradición familiar al licenciarse en Medicina y Cirugía y, posteriormente, especializarse en Estomatología en 1982. A partir de ese año centra su labor en aplicar tratamientos ortodóncicos pioneros, tanto para niños como para adultos. También consciente de la importancia de la innovación en el campo de la ortodoncia,  se convierte en socio fundador de diferentes grupos de investigación.

De esta forma, los doctores Guillermo Rehberger Olivera y Fernando López-Fanjul se alían para crear la clínica Rehberger López-Fanjul. Establecen su sede en la calle Hermanos Pidal, donde actualmente siguen ejerciendo, adquiriendo la reputación por la que hoy se les reconoce en toda Asturias.

La apuesta por la innovación y la tecnología.

La época que transcurre entre la fundación de la clínica Rehberger López-Fanjul, en 1983, y nuestras primeras décadas del siglo XXI se caracteriza por notables avances en las técnicas y la tecnología que hacen que la salud bucodental pueda afrontar cada vez más retos.

La clínica es, por ejemplo, pionera en la introducción del implante dental en Asturias, gracias a los conocimientos adquiridos por el Dr. Rehberger en osteointegración y prótesis. Gracias a esta importante innovación, las antiguas dentaduras postizas de quita y pon empezaron a desaparecer de las mesitas de noche de tantos asturianos.

Otra importantísima innovación tecnológica tiene que ver con el radiodiagnóstico. La utilización de ortopantomografías primero y de escáneres 3D después facilitó a los doctores Rehberger la posibilidad de diseñar tratamientos más adecuados, de forma menos invasiva y llevadera para cada paciente.

Escáner doble

En el campo de la ortodoncia, por su parte, el doctor López Fanjul ha ido introduciendo técnicas cada vez más efectivas, que responden a nuevos conceptos. Por ejemplo, la ortodoncia interceptiva, para anticipar fácilmente problemas de maloclusión desde que el paciente es menor. O, también, la tendencia a lograr ortodoncias cada vez más imperceptibles y menos molestas, que últimamente ha llegado a su máxima expresión gracias a los alineadores transparentes.

Las nuevas generaciones: garantía de innovación en salud bucodental para Asturias… y mucho más.

Foto de 4 dentistas

Guillermo, Federico, Marta y Fernando.

Las sagas de los profesionales de la medicina ligados a la Clínica Rehberger López-Fanjul no tiene fecha de caducidad.

El cuarto miembro de la dinastía Rehberger se llama igual que su fundador: Federico Rehberger Bescós, cirujano maxilofacial y estético. Su entrada en la clínica abre las puertas a tratamientos quirúrgicos más complejos (como la implantología avanzada) y a mejorar los ya consolidados (por ejemplo, con el uso de anestesia por sedación consciente o plasma enriquecido para regeneración ósea en implantología).

Pero además el doctor Rehberger Bescós desempeña también la especialidad de la cirugía estética facial con una excelencia también cimentada en la innovación y la tecnología, aportando tratamientos inéditos en Asturias. Por ejemplo, rinoplastia ultrasónica, blefaroplastia con láser CO2, etc.

Por su parte, Marta López-Fanjul, licenciada en Odontología y Máster en Ortodoncia, ha recogido todo el conocimiento de su antecesor, el Dr. Fernando López-Fanjul, en las técnicas ortodóncicas, con la intención de hacerlas crecer. Materiales y métodos cada vez más imperceptibles, más cómodos, más eficaces, son el futuro a corto plazo de los tratamientos de ortodoncia. Unos tratamientos que, además, se aplican a la resolución de problemas más diversos.

Si Joseph Conrad volviera a desembarcar en Asturias, pero esta vez lo hiciera en 2020, encontraría una tierra muy distinta a la que tanto le asustó. Figuras como las que integran las sagas de los doctores Rehberger o los López-Fanjul han ayudado a abrir esta región a las ciencias de la salud, acaso las más importantes. Y si Conrad tuviera la mala suerte de arribar a nuestras costas una aterradora noche de galerna, de forma que no fuera capaz de percatarse de tanto avance, al menos podríamos asegurarle algo: que podría tener miedo de la tormenta, pero no de una mala salud bucodental.

    ¿Tienes alguna pregunta?

    Rellena este formulario y te contestaremos a la mayor brevedad posible

    En Rehberger López-Fanjul cumplimos con la RGPD por lo que tus datos están seguros. Además, al enviar un formulario debes aceptar nuestra política de privacidad: Responsable: Clínica Rehberger López-Fanjul C.B. Finalidad: poder gestionar tu petición. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatario: tus datos se guardarán en nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en protecciondatos@clinicarlf.es

    Artículos Relacionados