DMSO2021
Consejos, Estética Dental, Implantología, Salud Dental

4 verdades para transmitir en el Día Mundial de la Salud Oral

Como todos los años, el 20 de marzo se celebra el Día Mundial de la Salud Oral. Una jornada especial para reflexionar sobre la importancia de la salud bucodental en nuestro bienestar. En él suelen analizarse los logros y las tareas pendientes durante el año anterior. Desde la Clínica Rehberger López-Fanjul queremos participar en el debate aportando los cuatro temas que, para nosotros, deberían ser de obligado abordaje.

El Día Mundial de la Salud Oral (DMSO) busca convencer a la ciudadanía de todo el mundo de la importancia de mantener una boca saludable para prevenir enfermedades de todo tipo. Es organizado por la Federación Dental Internacional y cuenta con la participación de más de 100 países.

El DMSO cobra especial importancia teniendo en cuenta que se calcula que el 90% de la población sufrirá alguna patología oral en algún momento de su vida. Muchas de ellas podría evitarse con la adecuada prevención e implicación de las instituciones sanitarias.

La prevención comienza, además, por una adecuada divulgación. Por eso, los profesionales, como los que formamos parte del equipo de la Clínica Rehberger López-Fanjul, estamos obligados a aprovechar la visibilidad que nos brinda el Día Mundial de la Salud Oral para difundir los hábitos correctos.

Si tuviéramos que escoger algunos temas para tratar este DMSO de 2021, estos serían:

1. Acudir al dentista es seguro y necesario, incluso en plena pandemia de covid 19.

Virus alejado de las clínicasPor supuesto, la pandemia de covid 19 tiene que ocupar un puesto determinante a la hora de evaluar la actividad de las clínicas bucodentales durante 2020. Aún hoy, muchos pacientes están corriendo el riesgo de dejar sus patologías orales sin tratamiento por miedo a contagiarse en el dentista.

Pero tras más de un año de pandemia, si podemos decir algo con rotundidad, es lo siguiente: las clínicas dentales son seguras y los contagios en ellas resultan muy infrecuentes.

En la clínica Rehberger López-Fanjul, desde la primera ola de la pandemia, nos ocupamos de equipar y formar adecuadamente a nuestros profesionales. También de proteger a nuestros pacientes con batas, gorros, pantallas, mascarillas, guantes, productos de desinfección…

Meses después seguimos fieles a nuestro protocolo estricto para mantener las instalaciones libres de covid: desinfección antes y después de cada visita, ventilación adecuada, distancias de seguridad, etc.

Con estas precauciones, el riesgo de contraer la enfermedad es mínimo.

2. Renunciar a la salud bucodental implica poner en riesgo serio nuestra salud general.

Uno de los problemas relacionados con el punto anterior radica en que la salud bucodental aumenta el riesgo de sufrir una patología grave.

Como hemos dicho muchas veces, enfermedades orales como la periodontitis o la caries permiten la entrada de patógenos en el organismo. Numerosos estudios científicos han relacionado esto con accidentes cardiovasculares y patologías musculares. La diabetes, por ejemplo, está íntimamente ligada con la salud bucodental.

En un artículo previo también explicamos el mayor riesgo de sufrir complicaciones por el covid 19 entre aquellos pacientes que padecen inflamación en las encías.

Ante estos datos nos tomamos la libertad de decir que, aunque estemos en pandemia, es más peligroso no acudir al dentista que acudir.

3. La prevención sigue siendo la clave de la salud bucodental.  

Anticiparse a las patologías bucodentales es fundamental para evitar cualquier problema. Esta anticipación puede entenderse de varias formas:

  • En la edad de los pacientes.

La edad adecuada para comenzar a acudir al dentista es a partir del primer año. Gracias a estas visitas prematuras podemos prevenir problemas en la formación de los dientes que, cuanto antes abordemos, menos costoso será corregir. Por ejemplo, una ortodoncia interceptiva colocada a los 6 años puede solucionar fácilmente problemas de maloclusión que afectarían gravemente la calidad de vida del paciente y que serían mucho más difíciles de solucionar en la edad adulta.

  • En la higiene y los hábitos dentales.

En ningún Día Mundial de la Salud Bucodental se ha dejado de hablar de higiene. El correcto cepillado y los productos de limpieza oral, como seda dental o colutorios, es la mejor defensa ante los patógenos que causan periodontitis y caries.

  • En las visitas al dentista.

Un dentista puede detectar problemas imperceptibles para el paciente. Y no nos referimos solamente a caries o maloclusiones. En las visitas pueden encontrarse incluso indicios de tumores orales. Una visita al dentista puede ser providencial.

4. La innovación y la profesionalidad mejoran la calidad de vida del paciente.   

InnovaciónLa práctica de la odontología se ha enriquecido en los últimos años gracias a la incorporación de técnicas y tecnologías que redundan en una mejor experiencia para los pacientes.

Por ejemplo, la anestesia mediante sedación consciente elimina la angustia y el dolor, permite hacer más tratamientos en una misma intervención y consigue que el paciente se reincorpore antes a su rutina.

Pero hay más ejemplos. La implantología avanzada hace que muy pocos pacientes, hoy día, no sean aptos para recibir un implante. El radiodiagnóstico con escáner 3D facilita las intervenciones y reduce riesgos. Las ortodoncias invisibles, como Invisalign, corrigen los dientes sin molestias. Y un largo etcétera.

Podemos decir que, en odontología, la innovación es una cuestión de responsabilidad.

La condición para que el paciente pueda beneficiarse de todos estos adelantos es la profesionalidad de la clínica a la que acude. La experiencia y el conocimiento siguen siendo los primeros requisitos para que todo lo demás funcione.

En el Día Mundial de la Salud Oral participan cientos de instituciones de todo el mundo. Todas ellas tienen muchas cosas que decir, siempre valiosas. Para nosotros, estas cuatro verdades ocupan, este año, la posición preeminente de los asuntos a tratar. Pero hay muchos otros. Lo importante es que todo lo que hablemos esa jornada cale lo suficiente como para que la salud bucodental no sea cosa de un día.

    ¿Tienes alguna pregunta?

    Rellena este formulario y te contestaremos a la mayor brevedad posible

    En Rehberger López-Fanjul cumplimos con la RGPD por lo que tus datos están seguros. Además, al enviar un formulario debes aceptar nuestra política de privacidad: Responsable: Clínica Rehberger López-Fanjul C.B. Finalidad: poder gestionar tu petición. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatario: tus datos se guardarán en nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en protecciondatos@clinicarlf.es