Implantes-cigomaticos-solucion-falta-de-hueso-dentista-maxilofacial-asturias
Cirugía Maxilofacial, Implantes Cigomáticos, Implantología

Implantes cigomáticos, la solución para pacientes con falta de hueso

Los implantes cigomáticos son la mejor alternativa en rehabilitaciones dentales con falta de hueso, para poner implantes dentales.
Perder una pieza dental es una experiencia muy desagradable. Al afectar una de las funciones cotidianas más vitales, como es la masticación, provoca un notable descenso en la calidad de vida del paciente. Si además la pieza no se puede sustituir por un implante y la pérdida resulta irreversible, incluso nuestro ánimo puede verse afectado.
Hasta ahora, existen varios factores que obstaculizaban la colocación de un implante dental, desde los genéticos hasta los procesos patológicos. Sin embargo, no hay por qué perder la esperanza. En la actualidad, notables avances en cirugía maxilofacial permiten colocar implantes incluso en algunos casos de desgaste óseo extremo. Tan sólo hay que confiar en una clínica dental con la experiencia y la tecnología idóneas para llevar a cabo esta intervención.

El estado del hueso alveolar puede determinar el éxito del implante dental

Cuando nos vamos a colocar un implante dental, lo primero que los profesionales de la implantología evalúan es el estado de nuestro hueso alveolar. Este hueso es el que sirve de alojamiento para los implantes dentales. Se llama alveolar porque está dotado de alveolos, es decir, pequeñas cavidades donde se insertan las raíces de los dientes.

Ante la ausencia de piezas dentales, el hueso se reabsorbe más rápido

El hueso alveolar, a diferencia de otros huesos de la anatomía humana, puede modificar su morfología con mucha facilidad. La falta de estimulación provoca su pérdida de volumen. Es decir, cuando no hay un diente que entra en contacto con él y que transmite que está ejerciendo una labor activa, a través de la masticación, el hueso se reduce hasta transformar la morfología del rostro (como ocurre con los ancianos que llevan dentadura postiza muchos años). Además de la ausencia de dientes, hay otros motivos que pueden reducir el volumen del hueso alveolar, como la periodontitis (que puede causar, también, la pérdida del diente).

«La pérdida de hueso alveolar es un problema que llega a afectar incluso a la morfología del rostro. Afortunadamente, disponemos de otro hueso próximo con un tejido de gran calidad: el pómulo». Dr. Federico Rehberger.

Perdida-de-hueso-por-falta-de-dientes-clinica-dental-maxilofacial-gijon-oviedo-asturias

¿Por qué esto es importante? Porque, hasta el momento, un volumen escaso de hueso alveolar podía condicionar que un implante dental estuviera contraindicado para determinados pacientes. Afortunadamente, los últimos avances en cirugía maxilofacial están revirtiendo esta circunstancia.

Nuevas técnicas en implantología avanzada traen nuevas esperanzas para pacientes con poco volumen óseo

Como hemos explicado, hasta hace poco, si un paciente perdía una pieza dental y tardaba demasiado en acudir a colocarse un implante, o sufría una periodontitis sin tratar durante demasiado tiempo, podía encontrarse un grave problema: la ausencia de estímulo de la masticación en el hueso alveolar provocaba su paulatina reabsorción hasta reducirlo al mínimo. En tal caso, los profesionales contraindicaban ese implante por no disponer de suficiente superficie donde anclarlo.

Sin embargo, algo está cambiando. En los últimos diez años, este obstáculo puede superarse recurriendo a la pericia de un buen cirujano maxilofacial. «Al contrario que otros especialistas, yo les digo a los pacientes que sí tienen hueso suficiente», afirma el doctor Federico Rehberger, Cirujano Maxilofacial de la clínica Rehberger López-Fanjul, «lo que pasa es que ese hueso no se encuentra en la boca. Hay que buscarlo en otros puntos del rostro».

¿Dónde se coloca un implante cigomático?

En el caso del arco dental superior, uno de estos puntos está localizado en los pómulos. Allí se encuentra el hueso malar o cigomático, protagonista de una nueva técnica de implantología avanzada. El hueso cigomático, a diferencia del alveolar, no pierde volumen. Es un tejido óseo sólido, de gran calidad en el que pueden anclarse implantes con una sobresaliente tasa de éxito. Pero, ¿cómo podemos anclar una pieza dental en el pómulo y conseguir que sea funcional dentro de nuestra boca? Parece algo muy complejo, pero resulta sencillo cuando se pone en manos de los profesionales adecuados.

Los implantes cigomáticos presentan una tasa de éxito del 98%

Si para anclar una prótesis dental al hueso alveolar se utilizan unos implantes ordinarios (con forma de tornillo corto), el implante cigomático difiere principalmente en el tamaño. «Se trata de implantes específicos, más largos», explica el doctor Rehberger, desde la experiencia de los muchos casos que ha afrontado ya en su clínica.

«Se sujetan al hueso cigomático, recorren el seno maxilar (atravesándolo o pasando por delante de la pared anterior) y emergen en el interior de la boca. Tienen la ventaja de que el hueso del pómulo es de grandísima calidad, por lo que proporciona mucha estabilidad». Tanto es así que, con sólo cuatro implantes, se dispone de la base necesaria para recolocar todas las piezas dentales del arco superior.

«La gran idea de esta implantología alternativa fue diseñar unos nuevos implantes, más largos, que, recorriendo el seno maxilar, podían anclar un extremo en los pómulos. De esta manera, en el extremo contrario, que asoma en la encía, podemos colocar las prótesis. Con sólo cuatro implantes somos capaces de reconstruir todo un arco dental superior». Dr. Federico Rehberger.

Una intervención para especialistas de alto nivel

A pesar de que la intervención es compleja y requiere de un cirujano rigurosamente formado, la tasa de éxito es superior a la de cualquier otro tipo de implante u otra técnica alternativa que trate de paliar esa ausencia de hueso: los implantes cigomáticos perduran, sin dar problemas a los pacientes, en un 98% de los casos.

Perdida-de-hueso-por-falta-de-dientes-dentistal-maxilofacial-gijon-oviedo-asturias

La importancia de confiar en una clínica dental preparada para nuevas técnicas, como los implantes cigomáticos

La clínica del doctor Rehberger sigue unos protocolos muy estrictos en los procedimientos de implantología. En primer lugar, como hemos dicho en anteriores artículos, un diagnóstico preciso es el comienzo de un tratamiento preciso. Conociendo con exactitud en qué estado se encuentra la boca del paciente, podemos tomar las medidas adecuadas, ahorrando tiempo y dinero. En esto, la tecnología tiene mucho que decir.

En nuestra clínica disponemos de equipos de escáner en 3d o de radiografías panorámicas que permiten evaluar qué alternativas tiene un paciente para recibir un implante dental. Esto se decide durante la primera visita, en la que componemos una imagen tridimensional que aporta información precisa sobre la calidad y cantidad de hueso.

Si existe algún defecto, los doctores Rehberger proponen un implante cigomático con todas las garantías posibles. En la mayoría de los casos, se recomienda la llamada «carga inmediata», es decir, colocar las piezas dentales inmediatamente después de la intervención, por lo que se reduce notablemente el tiempo de tratamiento. La carga inmediata supone una ventaja destacable, dado que el paciente puede disfrutar de sus dientes casi de forma instantánea, tras la intervención. Tan sólo el postoperatorio requiere de un poco más de paciencia que el que corresponde a un implante convencional, pero merece la pena, dado el óptimo funcionamiento que resulta a largo plazo.

Por otra parte, la comunicación clara y directa con el paciente desde el primer encuentro es vital para facilitar el trabajo de todo el equipo. La comunicación es útil para transmitir confianza y aliviar los temores del paciente.

Implantes-cigomaticos-falta-de-hueso-dentista-maxilofacial-gijon-oviedo-asturias

Pensar de forma integral, clave para garantizar una intervención implantológica de calidad

A la hora de poner en marcha una intervención de implantología avanzada, hay otros factores que ayudan a conseguir el éxito y un posoperatorio más llevadero. Uno de gran importancia es, sin duda, la labor del anestesista. Técnicas anestésicas como la llamada sedación consciente incrementan la seguridad de la intervención, siempre y cuando sean supervisadas por un experto anestesista, como la doctora Itziar Tranche en nuestra clínica. Gracias a su labor, se evitan las reacciones adversas y se reducen los efectos secundarios. Es muy importante que en cualquier intervención quirúrgica se exija la presencia de un anestesista colegiado, y no dejar esta responsabilidad en manos de un odontólogo, como sucede en clínicas de poca calidad.

«Las reacciones adversas graves son casi inexistentes, así como los efectos secundarios, que sólo suelen presentarse durante un espacio breve de tiempo y son fácilmente tratables. Cada caso y cada paciente son únicos, por lo que el anestesiólogo emplea un tratamiento individualizado y adaptado a cada persona y a su historial médico». Dra. Iztiar Tranche.

El Plasma Rico en Plaquetas favorece la regeneración ósea

Otro factor a tener en cuenta son las innovaciones que mejoran el posoperatorio y la vuelta a la vida ordinaria del paciente. El doctor Federico Rehberger ha consolidado en sus intervenciones el uso de Plasma Rico en Plaquetas. Con esto se favorece la regeneración ósea, así como un posoperatorio menos molesto y doloroso, debido a una menor inflamación.

«Hay muchos estudios que demuestran que la aplicación de Plasma Rico en Plaquetas no sólo regenera el hueso con más eficacia, sino que además reduce el dolor y la inflamación». Dr. Federico Rehberger.

Por último, las técnicas más avanzadas necesitan de los materiales más avanzados. Es importante que un material que requiere de una biocompatibilidad y una medida tan precisa como un implante cigomático sea provisto por un fabricante de total confianza. Sólo acudiendo a los mejores proveedores podemos garantizar un éxito total.

plasma-rico-en-factores-de-crecimiento-clinica-dental-rehberger-gijon-oviedo

Los implantes cigomáticos aportan muchas ventajas a pacientes que habían perdido sus esperanzas

Los implantes cigomáticos son otro ejemplo de cómo la innovación en salud bucodental puede mejorar la calidad de vida de las personas. Como hemos dicho, su tasa de éxito alcanza el 98% si se ejerce con el estricto protocolo, de eficacia probada, que seguimos en nuestra clínica. De esta forma, la atrofia maxilar superior ya no es un problema a la hora de determinar un implante dental.

Pero, dado que estamos hablando de implantología avanzada, no podemos más que recomendar que esta intervención se confíe a experimentados cirujanos y anestesistas. Sólo estos utilizarán técnicas de vanguardia, como la sedación consciente o el uso de Plasma Rico en Plaquetas, y darán la posibilidad de una “carga inmediata” tras la intervención. Esto es muy importante si queremos disfrutar de nuestras nuevas piezas dentales desde el primer minuto.

candidatos para Implantes-cigomaticos-dentista-maxilofacial-gijon-oviedo-asturias

Si te ha gustado este artículo, quizá te parezca interesante esta otra: publicación en prensa sobre implantes cigomáticos.

¿Tienes alguna pregunta?

Rellena este formulario y te contestaremos a la mayor brevedad posible


En Rehberger López-Fanjul cumplimos con la RGPD por lo que tus datos están seguros. Además, al enviar un formulario debes aceptar nuestra política de privacidad: Responsable: Clínica Rehberger López-Fanjul C.B. Finalidad: poder gestionar tu petición. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatario: tus datos se guardarán en nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en protecciondatos@clinicarlf.es

Artículos Relacionados