Bruxismo, Ortodoncia

Bruxismo: el hábito que te hace rechinar los dientes hasta desgastarlos

El bruxismo, ese hábito involuntario que te obliga a rechinar los dientes, es un problema mucho más común de lo que nos pensamos. A menudo obliga a nuestros dientes a soportar tal presión que puede llegar a causarles daños serios. En esta entrevista, Teresa Casas Fernández, odontóloga y experta en estética dental de nuestra Clínica Rehberger López Fanjul en Oviedo, nos ayuda a comprender mejor este fenómeno tan habitual.

A muchas personas les ha pasado. Despiertan una mañana y su pareja les dice: No me has dejado dormir, te has pasado toda la noche rechinando los dientes. Entonces descubren el motivo por el cual su esmalte dental se está desgastando y por el que a veces despiertan con los músculos de la cara entumecidos: el bruxismo, también llamado bruxomanía. «Un hábito oral caracterizado por movimientos mandibulares involuntarios de rechinamiento o apretamiento de los dientes que pueden provocan patología».

Y es que la fuerza que podemos llegar a hacer con nuestra mandíbula es muy fuerte. Tanto, que es habitual que un bruxismo no vigilado puede llegar a provocar problemas de salud bucodental. Hablamos de ello con la odontóloga Teresa Casas, que forma parte de nuestro equipo de la Clínica Rehberger López Fanjul, en Oviedo.

¿Es frecuente el bruxismo a día de hoy?

El apretamiento o rechinamiento no son hechos aislados o poco frecuentes en la población actual sino todo lo contrario. En general, la prevalencia es de un 20-30 % dependiendo de la edad, el nivel sociocultural…

¿Todos los bruxismos son nocturnos?

No. También existe el bruxismo diurno. El nocturno se caracteriza por un movimiento de rechinamiento, excéntrico e inconsciente. Por el contrario, el movimiento del bruxismo diurno suena menos, porque no es tan excéntrico. En lugar de rechinar, se puede describir mejor como apretar. Además, el paciente es más consciente de su problema.

Bruxismo rechinar dientes clinica rehberger

¿Qué problemas genera el bruxismo?

Son muy variados. El bruxismo puede provocar problemas en los dientes y huesos, problemas musculares, problemas articulares…

¿Cuáles son las causas que provocan bruxismo?

Por un lado están los llamados Factores centrales. Están relacionados con el estado anímico y psicológico o con otras fisiopatologías. La mayoría de los estudios de los últimos 8 años revelan que existe una asociación clara entre el apretamiento y el estrés, la ansiedad o la depresión. Por esto podemos considerar dichos estados como factores de riesgo de alta importancia. Además, también existen los llamados factores periféricos, más emparentados directamente con la salud bucodental. Son aquellos que guardan relación con la oclusión y la morfología de la cara.

bruxismo-producido-por-estres

El bruxismo nocturno es el más común y se produce cuando el paciente duerme, sin que se de cuenta del rechinamiento. ¿Cómo podemos saber que lo padecemos?

Hay una serie de indicadores clínicos que pueden alertarnos de que padecemos bruxismo. Cefaleas al levantarse. Sensación de fatiga en la mandíbula y los músculos de la cara. Dolor localizado en uno o varios dientes al masticar o con cambios de temperatura. Estos indicadores, en casos extremos, pueden agravarse: movilidad de uno o varios dientes, fractura reiterada de empastes, apiñamiento, desgaste y aplanamiento de los dientes, hipertrofia de los músculos maseteros, línea alba en las mejillas y marcas dentales en los bordes de la lengua… Como ves, el bruxismo puede llegar a acarrear consecuencias muy graves.

¿Cuáles son los tratamientos para el bruxismo?

Lo más importante es obtener el diagnóstico por parte de un profesional cualificado mediante anamnesis, exploración intraoral y extraoral así como a través de métodos adicionales de imagen. A continuación, el plan de tratamiento para el bruxismo debe basarse, en primer lugar, en la eliminación de los factores de riesgo tanto predisponentes como desencadenantes. Tras esto, el tratamiento actualmente más generalizado es el uso de una férula oclusal.

¿En qué consisten estos tratamientos con férulas oclusales para el bruxismo?

Las férulas oclusales son dispositivos de quita y pon para el interior de la boca. Pueden ser rígidos o flexibles. Se ajustan sobre las superficies de los dientes de una arcada, creando un contacto adecuado con los dientes de la arcada contraria. Son, digamos, como una funda protectora que absorbe la fuerza de los músculos de la boca al apretar o rechinar. De esta forma, consiguen proteger los dientes y sus restauraciones. Y además controlan y disminuyen la sintomatología anteriormente mencionada.

bruxismo ferula de descarga

¿Tienes alguna pregunta?

Rellena este formulario y te contestaremos a la mayor brevedad posible


En Rehberger López-Fanjul cumplimos con la RGPD por lo que tus datos están seguros. Además, al enviar un formulario debes aceptar nuestra política de privacidad: Responsable: Clínica Rehberger López-Fanjul C.B. Finalidad: poder gestionar tu petición. Legitimación: tu consentimiento expreso. Destinatario: tus datos se guardarán en nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en protecciondatos@clinicarlf.es

Artículos Relacionados